Dando puntadas

Resumen del año en traducción



Mi resumen del año en traducción

Diciembre siempre es un mes ajetreado para los que nos dedicamos a la traducción. Al estrés de proyectos urgentes, planificación del año que viene y facturas, tengo que añadir preparar maletas para pasar unos días en casa.

Este año, después de dos navidades sin poder visitar a mi familia por la pandemia, me he convertido en caracol y he venido con la oficina a cuestas a pasar casi todo el mes de diciembre en casa de mis padres.

Ahora que estoy a punto de cerrar para hacer vacaciones (de verdad) y disfrutar de los míos, me he parado a hacer un resumen del año. Además, 2021 ha sido un año muy especial para mí, pues he celebrado mis cinco años como traductora autónoma con mi empresa Prêt-à-translate.

Aprendemos a vivir con la pandemia

La pandemia sigue entre nosotros (y me temo que el fin aún queda lejos) y hay muchos sectores que todavía están sufriendo sus consecuencias.

En mayor o menor medida, el sector de la traducción también las ha sufrido.

Como en 2020, este año he lamentado la desaparición de algunos clientes en el sector turístico, que no han podido sobrevivir y han cerrado sus negocios.

Otros han tenido que rediseñar su estrategia de traducción y esto ha reducido sus encargos, e incluso han desaparecido en algunos casos.

Por suerte, he podido compensar las pérdidas en las traducciones turísticas con otros campos.

Sigo diversificando: tecnofinanzas y traducciones para el sector sanitario

Como sabéis, mi principal campo de trabajo es la localización para las TIC. Sin embargo, hace años empecé a diversificar mi trabajo y ahora también hago muchas traducciones para comercio electrónico, marketing, moda y marcas deportivas, entre otros campos.

Este año he hecho más traducciones para el sector de las tecnofinanzas. Principalmente traducciones de aplicaciones de software para invertir o para hacer pagos, pero también contenido para blogs, sitios web y documentación de ayuda.

Desde que empecé a traducir hace 20 años, siempre he hecho alguna traducción para el sector sanitario, principalmente software médico y textos de divulgación o información para pacientes. Este año he visto cómo las traducciones en este campo han subido. Y no, no me refiero a textos sobre el coronavirus.

Por ejemplo, he tenido la oportunidad de gestionar (y, en algunos casos, traducir) un proyecto muy exigente para una empresa farmacéutica. Es un proyecto en el que hemos hecho nueve idiomas (y posiblemente el año que viene añadamos dos más). Un proyecto que ha sido un reto pero que también me ha aportado muchas satisfacciones. Entre ellas, la de volver a trabajar con mi compañera de universidad Patricia Paladini y su consultora ADIC BCN.

Para mí, la traducción es una ventana a numerosos mundos. Dentro del campo médico, he traducido contenido sobre las enfermedades del intestino en varios formatos (sitios web, pódcast y vídeos), junto a traducciones de productos sanitarios. Hice un curso sobre traducción de productos sanitarios hace unos meses y siempre se agradece poder poner en práctica lo aprendido.

Moda y belleza. ¡La traducción está de moda!

No solo de localización de software vive Prêt-à-translate. Trabajo para una agencia de traducción en Francia que tiene muchos clientes en el campo de la moda y la belleza. Me encantan estos trabajos; me ayudan a salir de la rutina y a mejorar mis habilidades creativas.

Tras un tiempo sin noticias de este cliente, me alegro de que este año hayamos retomado nuestra colaboración. Sus proyectos son muy variados, desde descripciones de productos para comercio electrónico a contenido para sitios web o información interna para los empleados de las tiendas hasta subtítulos para vídeos para redes sociales sobre las nuevas colecciones.

La moda deportiva es otro campo en el que llevo un tiempo trabajando. Estos encargos, que implican un trabajo más de transcreación que de traducción, son todo un reto, pero la recompensa es enorme cuando ves las traducciones en las tiendas.

Marketing digital, mucho más que traducciones para redes sociales

Hace unos años hice un máster en Marketing digital y comercio electrónico para conocer mejor este sector y aplicar mis conocimientos a las traducciones de marketing que ya estaba haciendo.

Además de traducciones para marketing de contenidos, este año he trabajado un poco más en el campo de la localización SEO, como localización de palabras clave y optimización del contenido.

Sigo aprendiendo, y estoy muy agradecida mis clientes, que confían en mi criterio y que me ayudan a mejorar mi experiencia en este campo.

Colaboración con empresas españolas

Muchos de los que me conocen saben que la mayoría de mis clientes están fuera de España.

Es lógico. Mi principal idioma de destino es el español, por lo que es muy raro que una empresa española necesite traducciones hacia español, salvo que haya adquirido un producto que no incluya instrucciones en este idioma o que tenga que traducir documentación para presentar ante las autoridades (cosa que no hago porque no soy traductora jurada).

Así que, cuando trabajo para empresas españolas, suele ser para gestionar proyectos hacia otros idiomas, principalmente inglés, francés y alemán.

Tengo la suerte de colaborar con Factor ñ. Además de ser grandísimos profesionales (y los responsables de mi web), son buenos amigos. Uno de los últimos trabajos que hemos hecho en Prêt-à-translate ha sido la traducción al inglés y al alemán de la web de la empresa de desarrollo de software Blau Ring Labs. ¡Desde Málaga hacia el mundo!

Traducciones por una buena causa

Este ha sido, sin duda, uno de los proyectos más especiales en los que he colaborado este año.

He traducido la fábula Farfalle, Musica e Pace (Mariposas, música y paz), publicada por Music for Peace, una ONG de Génova, en Italia.

Escrita en italiano, la versión en cómic de este cuento se ha traducido a inglés, francés y español. Y yo he tenido el honor de ser la traductora de español.

El libro se distribuirá en la red de escuelas que forman parte de esta asociación y servirá para recaudar fondos con los que seguir desarrollando proyectos locales e internacionales.

Muchísimas gracias a Creative Words 🙏 por darme la oportunidad de participar en este proyecto y aportar mi granito de arena con una profesión que me apasiona.

Si quieres saber más sobre Music for Peace, visita su página web: https://musicforpeace.it/.

Y para saber más sobre este proyecto y comprar el libro, visita su página de Facebook.

Trabajar con gente maravillosa, lo mejor de 2021

Todos estos proyectos son el resultado de mi colaboración con personas que conozco desde hace tiempo, y no podría terminar este artículo sin darles las gracias por confiar en mí o por ayudarme a conseguir mis objetivos.

Patricia, Mireia y Letícia, gracias por pensar en mí siempre que veis una oportunidad de trabajar en algún proyecto de traducción o por presentarme a personas que se han convertido en clientes.

Virginia, en 2020 me enseñaste los secretos de LinkedIn para mejorar mi negocio. Gracias a ti he conocido a gente como Ileana, Sarah, Virginia, Alex y muchas otras traductoras fantásticas con las que he compartido grandes momentos este 2021 y que, por encima de todo, son grandes personas.

Kim, Amel, Anja, Sarah, gracias por ayudarme a ofrecer un buen servicio a mis clientes.

Kelsey, Aysel, Saskia, Meritxell, Marisa, Laura, ¡gracias por hacerlo todo tan fácil!

Juan, Antonio, Fátima, gracias por respetar mi profesión y recomendar mis servicios siempre que podéis.

Amalia, María, ¡gracias por ayudarme a encontrar el término adecuado! Y por nuestros raticos 😊.

Darío, gracias por ayudarme a organizar y crear contenido sobre traducción, por revisar algunas de mis publicaciones en inglés y por nuestras conversaciones, siempre llenas de humor y positivismo. ¡Todo es más fácil con una sonrisa!

Todos formáis parte de Prêt-à-translate. Brindo por vosotros y os deseo un fantástico 2022 a todos.




Alicia González, traductora de español

Alicia González López

¡Hola! Me llamo Alicia y soy traductora especializada en localización de software, páginas web, comercio electrónico y marketing. Tras 15 años trabajando para otros, me lié la manta a la cabeza y en 2016 fundé mi propia empresa, Prêt-à-translate. Igual que el mismo vestido no sienta bien a dos personas, la misma traducción no vale para todo. ¡Viva el contexto!
Prêt-à-translate T. (+34) 606 721 782Aviso legalPolítica de privacidadPolítica de cookies
COOKIES

Utilizamos cookies propias y de terceros para generar estadísticas de visita que nos ayudan a mejorar este sitio web. Más información y preferencias aquí

Aceptar Rechazar