Buscar

Dando puntadas

La traducción de páginas web de moda



la traducción de páginas web de moda

Matices culturales también en el diseño de la web

 

Bueno, pues ya casi terminamos el mes de mayo. Se fue el invierno, llegó la primavera, el calorcito y tu agenda social se empieza a llenar de eventos: bodas, bautizos, comuniones, despedidas de soltera, bienvenidas de divorciadas… Si hay algo que nos guste en España, es un buen sarao.

Y nos gusta vestirnos adecuadamente para cada ocasión. La moda española está muy bien valorada en el extranjero; tenemos grandes diseñadores que triunfan por todo el mundo y hay muchas firmas de moda, accesorios y calzado que, aunque no aparezcan en las portadas de las revistas a diario, llevan años exportando sus productos.

Aunque el vocabulario de moda está plagado de extranjerismos, principalmente del inglés y del francés, es un sector donde también hay importantes diferencias culturales que debemos conocer para llegar a los clientes de otros países.

Además, en el caso de las páginas web de moda y portales de comercio electrónico, estas diferencias culturales pueden ocasionar cambios en el diseño de la web. Por este motivo, es esencial que traductores y programadores trabajen juntos.

Como ya he explicado alguna vez, cuando desarrollamos un producto de software, una página web o un contenido de marketing, debemos tener en cuenta que en un futuro podemos tener que traducirlo y adaptarlo a otros idiomas y culturas. Tener en cuenta la localización antes incluso del desarrollo del producto original nos ahorrará tiempo y dinero en nuestra expansión internacional.

Hoy te voy a contar un caso reciente de las implicaciones de no tener esto en cuenta.

Ni todas las madrinas son hadas, ni todos los padrinos se llaman Vito

Hace poco me encargaron la traducción de una página web de una empresa de moda española a cuatro idiomas: inglés, francés, italiano y portugués.

Era una empresa especializada en ropa de fiesta, eventos y ceremonia, lo que coloquialmente llamamos “ropa de vestir” (como si con la otra fuésemos desnudos…). En la web se usaron tres categorías para los productos: Cóctel/evento, Fiesta y Madrina.

El concepto y la relevancia de la madrina de boda no es el mismo en todos los países.

Aunque este concepto se ha ampliado, en las bodas tradicionales en España la madrina es la madre del novio. Después de la novia, es posiblemente la persona que atrae más miradas y por eso no se viste igual una persona que asiste como invitada que la madrina. De ahí que muchas marcas de moda tengan colecciones específicas de madrina.

En Francia el papel de la madrina no tiene la relevancia que tiene en España, por lo que una categoría específica para este tipo de vestidos no tendría sentido.

En Portugal el concepto y relevancia de la madrina es muy similar al caso español.

En Italia, aunque el concepto de madrina existe, no tiene tanta relevancia como para tener su propia categoría de producto. Es una prenda que estaría junto con otro tipo de vestidos para celebraciones; las mujeres italianas no buscarían por “vestidos de madrina” en Internet.

En el Reino Unido, la madrina suele ser la madre de la novia, ya que la tradición dice que es la familia de la novia la que invita a la boda.

Junto con mis colaboradoras, intentamos obtener una equivalencia para cada categoría en cada idioma, teniendo en cuenta estas diferencias. Esta fue nuestra primera conclusión:

En francés decidimos cambiar la categoría Madrina por una más general, Cérémonie, para incluir vestidos de ceremonia de todo tipo.

En portugués mantuvimos la categoría Madrina como en el español y lo traducimos como Madrinha.

En inglés optamos por el concepto específico Mother of the Bride, pues es un término utilizado en algunos centros comerciales.

En italiano optamos por reducir las categorías a dos, Cocktail ed eventi y Cerimonia. El problema de mantener una categoría Festa es que se podría entender que los vestidos de madrina estarían junto con los de fiesta para Nochevieja, y eso no se corresponde con el concepto de “vestido de fiesta” en Español, más adecuado para grandes eventos, como cenas de gala o estrenos de cine.

novios con madrina y padrino de boda

El concepto de madrina no es el mismo en todos los países

Con las plantillas hemos topado

Como ves, en casi todos los idiomas solucionamos el concepto, ya sea ampliando o reduciendo su significado.

Sin embargo, en italiano había que hacer también un cambio en el diseño de la web.

El problema es que la web estaba hecha con un editor de contenidos que funciona con plantillas y plugins (complementos). El problema de trabajar así es que te obliga a que para cada contenido en el texto original haya un equivalente en cada uno de los idiomas de destino.

La empresa que hizo la web en español me exigió que creáramos tres categorías también en italiano porque, como me dijo “le iba a costar tiempo y dinero cambiar el diseño de la web para crear solo dos categorías para italiano”. Al final optamos por Cocktail ed eventi, Abiti da festa y Cerimonia. Tres categorías que mantienen la estructura de la web original, pero que no representan un concepto útil para una persona italiana por los motivos que he explicado anteriormente.

Seguramente pienses que no es para tanto, pero cuando ya no se puede competir en precio, hay que competir en calidad. Prestar atención a estos pequeños detalles que demuestran tu conocimiento de la cultura de tus clientes puede marcar la diferencia entre tu empresa y la competencia.

Esto es solo un pequeño ejemplo de por qué es importante pensar en la dimensión global de un producto o servicio durante la planificación del mismo, y no dejarlo para el final, una vez que tenemos ya el producto original en el mercado. En el caso de páginas de comercio electrónico, puede que no todos tus productos se vendan en todos los países; imagínate las consecuencias de traducir contenido de productos que sabes que no vas a vender solo por evitar que la web te quede coja.

¿Cómo podemos evitar esto? Asegurándonos de que desarrollamos productos que están internacionalizados. Aunque no sepas qué idiomas vas a necesitar, hablar con tu proveedor de traducción para saber en qué contenidos tendrás que tener en cuenta la localización te será muy útil para hacerlo bien desde el principio.

¿Quieres saber cómo desarrollar productos que estén bien internacionalizados? Echa un vistazo a otros artículos de este blog o escríbeme y cuéntame tu proyecto.

¡Hasta la próxima entrada!




Alicia González, traductora de español

Alicia González López

¡Hola! Me llamo Alicia y soy traductora especializada en localización de software, páginas web y marketing. Tras 15 años trabajando para otros, me he liado la manta a la cabeza y he fundado mi propia empresa, Prêt-à-translate. Igual que el mismo vestido no sienta bien a dos personas, la misma traducción no vale para todo. ¡Viva el contexto!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *







Prêt-à-translate T. (+34) 606 721 782Aviso legalPolítica de privacidadPolítica de cookies